Al borde del sonido

ULISES CONTI LANZA EN OCTUBRE SU ULTIMO DISCO, “LOS ACANTILADOS”

ph. paloma aballone

Mientras finaliza la preparación de su último disco, una edición en vinilo titulado ” Los acantilados “, el talentoso músico Ulises Conti conversó con Poison Magazine acerca del contexto de su arte, su motor de inspiración y la necesidad de evadirse de ciertas etiquetas promovidas por los medios de comunicación.

De eterno sombrero y gestos gallardos, poco comunes en um ambiente de desenfado “cool”, se adivina en él una cierta comodidad estética en el ayer y predilección por todo tiempo pasado, no sin un arraigo en las necesidades actuales de cruzar disciplinas. Algo de eso también puede leerse en su libro de poesía editado en 2011 por Mansalva, donde bosqueja el paisaje de sus viajes a medida que se va alejando de ellos.

Con discreto talento, las múltiples facetas de este artista incluyeron la realización de la banda sonora del último film de Edgardo Cozarinsky, “Nocturnos”, compuso música para las esculturas sonoras de León Ferrari y estrenó ” Pequeños conciertos para un espectador”.

 

¿Que te inspira, principalmente para componer?

 

En principio creo en la inspiración, pero fundamentalmente creo que es una gran mentira que uno necesite de ella para componer. Si sos músico o si estudiaste música, sabés que la música está llena de leyes y que de acuerdo a como las uses van a ayudarte a componer y a construir un discurso musical. Marcel Duchamp decía que había que terminar de una buena vez por todas con esa idea de que el artista es un ser de luz, superior, especial, hipersensible. Ser compositor en mayor o menor medida es un oficio como cualquier otro, como ser cerrajero, tenista o poeta ¿un camionero necesita estar inspirado para ir a trabajar a la ruta y hacer un viaje de tres días? No, no necesita  estar inspirado, pero si mientras conduce el camión ve a una liebre atravesar el campo o escucha una canción en la radio que lo inspira seguramente disfrute mucho mas de ser camionero, la pase mucho mejor y sea mucho más feliz.

 Al escuchar tus discos, pareciera haber un relato, un hilo argumental: como si se estuviera contando una película, cuya música no sería solo un telón de fondo, sino la historia misma. Es una intencionalidad o surge inconcientemente ?

 

Tal vez yo no sea el mas indicado para hablar de mi música, pero cuando escucho un disco lo mínimo que puedo pedir es que tenga un relato, un hilo argumental. Cuando descubro un recurso en una obra de un artista no pienso si fue intencional o no, simplemente está ahí, y si está ahí es por algo. Charlie Parker uno de los músicos mas geniales de todos los tiempos dijo que no hace falta que los músicos intentemos explicar la música que hacemos, que la música habla por si sola.

Otra sensación al escucharte es de el estar parado en una frontera porosa, indefinible: como un viajero que no se queda en ningún punto. ¿Te empuja una

necesidad de huir de las definiciones, de no pertenecer ni permanecer?

Los medios necesitan definiciones para lograr una comunicación, vender lo que se proponen y a su vez generar una opinión publica, pero muchas veces lo único que hacen es distorsionar el mensaje  de la obra. Yo soy compositor, hago música, ya no me preocupa que tipo de música es: pop, jazz, clásica, heavy metal, hip hop, experimental. Vivo la increíble experiencia de hacerla y que me paguen por eso, lo cual en un país como este creo que ya es mucho pedir.

 

 ¿Como imaginas tu vida si no hubieras sido músico?

 

Como una especie de asesino serial matando estrellas de la tv.

 

 “La música, como amenaza”, dijiste alguna vez. Suena estupendo. ¿Como sería eso?

 

Puede ser que me refiriera al sonido como una amenaza, el oído es un sentido que nace del peligro, que se desarrolló para que los animales estuvieran alertas, después el ser humano fue desespiritualizándose, y llegó a tal punto que empezó a diseñar torturas con sonido. Antes de la invención del radar en la primera guerra mundial se usaban paneles sonoros que permitían descubrir la llegada del enemigo a muchos kilómetros de distancia. El sonido también puede ser un arma, un arma para matar o un arma para enamorar.

 

 ¿La poesía complementa la creación musical, sirve como válvula de escape de la misma o ninguna de las dos?

 

Sin poesía la vida sería un horror. Gracias a la poesía la vida tiene mucho más sentido y el destino del ser humano es mucho menos absurdo. La poesía puede hablar del hombre mejor que cualquier otra cosa, pero el gran truco es donde y como encontrarla. La poesía tiene sus trampas y puede matarte pero también puede salvarte la vida.

¿Proyectos a futuro?

Tener un hijo.

Foto:Euge Kais

http://www.ulisesconti.com.ar/

http://ulisesconti.bandcamp.com/

Advertisements