El Centro Cultural Borges expone nuevamente “Tina Modotti, fotógrafa y revolucionaria’’

Por Mara Korstanje

Tina Modotti 2

Si hay algo que se transmite en su obra, es el hecho de que Tina Modotti tuvo una vida inquieta: fue actriz en Hollywood, militante revolucionaria en México, activista contra el fascismo en Italia, luchó del lado de la República en la Guerra Civil española, trabajó con el Partido Comunista en Moscú y murió en circunstancias y misteriosas a los 46 años. Esa existencia vertiginosa y fugaz no le impidió dejar a modo de legado centenares de imágenes de gran valor documental artístico.

En esta ocasión podremos ver nuevamente, a pedido del público, la muestra que arribó porprimera vez a la Argentina en mayo de 2012 , en el Centro Cultural Borges.

Dicha exposición presenta una colección de fotografías que recogen los tramos más importantes de su producción. Tina Modotti desarrolló su obra fotográfica durante su estadía en México, entre 1923 y 1930 : amiga de Frida Kahlo y Diego Rivera, se convirtió en la fotógrafa preferida de los muralistas Rivero, Orozco y Siqueiros.

Su obra fotográfica, toda, desde sus controvertidos desnudos y las referidas a las décadas posteriores a la Revolución Mexicana, es un paradigma de la fusión entre la cultura revolucionaria mexicana y la estética vanguardista fotográfica.

Tina Modotti, la fotógrafa, la viajera, la revolucionaria :un poco de historia.

Nació en Udine, Italia en 1896. A los 16 años dejó su lugar natal y emigró a Estados Unidos con su hermana y su padre. Allí trabajó como modelo, se dedicó al teatro y al cine, y conoció a quien sería su marido, el pintor Roubaix de L’Abrie Richey. Tiempo después conocería al fotógrafo Edward Weston, con quien estableció una relación de trabajo, que derivó luego en una relación sentimental.

Más adelante vendría el posicionamiento político en una militancia comprometida con el comunismo, la cual mantuvo hasta el final de su vida.

En la década del ‘30, después de pasar doce días en la cárcel, Modotti dejó México y viajó a Berlín, donde trabajó en la ONU. De allí se trasladó a Moscú y se incorporó a Socorro Rojo Internacional (SRI). Ya no volvería a retomar la fotografía.

Después de pasar por numerosos países, regresó a México y falleció en circunstancias misteriosas el 5 de enero de 1942. La lápida que cubre su tumba muestra un relieve de su perfil, creado por Leopoldo Méndez, y unas palabras del poema que Pablo Neruda escribió días después de su muerte: “Tina Modotti, hermana, no duermes…

Información útil:

La exposición en el Centro Cultural Borges es curada por Reinhard Schultz y Blanca Monzón y se puede visitar hasta el 12 de febrero en el Borges, Viamonte y San Martín, de lunes a sábado de 10 a 21 y domingos y feriados de 12 a 21.

Advertisements