En la senda de Oz

Ramiro Devoto

rachel-weisz-evanora-oz-the-great-and-powerful-20131

Oz the great and powerful, la última incursión del americano Sam Raimi, es una propuesta similar a la que hiciera Tim Burton en Alice in Wonderland. Nuevamente se trata de valerse de los elementos de un relato conocido para contar otra historia, el film de Raimi se asienta sobre la premisa “¿Cómo el Mago de Oz llegó a ocupar dicho rol?”

Con muchos guiños a la historia original de Frank Baum, tales como el tornado como el medio para llegar a la fabulosa tierra de Oz, desde objetos como los zapatos de cristal, a lugares como el adormecedor campo de amapolas o el camino de piedras amarillas,  e incluso haciendo referencia a personajes como Henry Gale, constantemente se hace alusión a elementos propios de la historia original. En este sentido, está muy bien captado el pasaje hacia lo maravilloso, que es posible apreciar a través del pronunciado contraste entre el blanco y negro de Kansas y la tan exuberante como colorida tierra de Oz.

El film en sí es una invitación al fabuloso Mundo de Oz: por un lado, se busca mostrar una serie de elementos que luego habrán de cobrar una importancia notable en la historia de Dorothy, tal como la personalidad del protagonista, encarnado por un exagerado y locuaz James Franco, y por el otro el film se permite jugar con los estereotipos tales como el de la bruja malvada. Indudablemente,  se trata de una historia con el sello característico de Disney: hay personajes extremadamente malos o extremadamente buenos, pero también están aquellos que penden entre ambos extremos, que van modificando su comportamiento a raíz de las circunstancias.

La película hace gala de un humor tierno, pero simultáneamente se burla del exceso de ingenuidad, se puede señalar en líneas generales que logra captar la atención del espectador, aunque sin llegar realmente al punto de fascinarlo, casi como dejando la sensación de que podría haber mostrado algo más. En definitiva, se trata de una experiencia agradable, cuyo mayor mérito radica en saber aprovechar una serie de resonancias para contar una historia propia.

Advertisements