Actores en el subte : artistas que traspasan el escenario

Rosario Orguilia

Subte con movimiento

Trenes, autos, subtes, bicicletas, motos y caminantes, cortan el aire con su velocidad mientras el tiempo se sucede con la rapidez que no esperábamos. Transitamos el espacio público con ansiedad. Impacientes por llegar a cualquier lugar, el reloj nos mira amenazante y esquivamos su mirada. Somos algo así como cuerpos pasajeros que cruzamos distancias de manera vertiginosa sin dejar rastro.

Al revés de la corriente, en este sitio efímero que suele ser el transporte público, ellos no están apurados. Van de un punto a otro, de vagón a vagón, transitan el espacio disfrutando del viaje porque ése es su trabajo y su pasión. Son Actores en el Subte, recorren vagones desplegando historias de gente común, dibujando sonrisas, despejando cabezas y  encantando con su sorpresivo pasar. El equipo de artistas estable está conformado por Jeremías Di Rosa, Silvia Levy y Giselle De Guisa, quienes representan de manera paródica las distintas emociones que transitan los fugaces pasajeros espectadores, sus relaciones y preocupaciones, la mayoría de ellas comunes al resto de los mortales de la gran ciudad.

¿Cómo y cuándo comenzó Actores en el Subte?

Jeremías: Comenzó alrededor del año 2000 a través de otra gente que es amiga nuestra, Juan Pablo y Claudia, cuando decidieron intervenir en el subte y hacer espectáculos artísticos. Nosotros heredamos ese comienzo, en mi caso hace 5 años, y lo que hicimos fue continuar con el trabajo. Hacemos espectáculos de humor absurdo dentro de las formaciones mientras la gente va viajando y pasamos una gorra al final en manera de agradecimiento. Hacemos reír, participar a la gente,  y tomamos nuestra intervención como un trabajo; se trata de algo más armado y organizado de lo que aparenta.

¿Cómo se unieron Silvia y Giselle al proyecto?

Jeremías: A Giselle la conocí viajando en el subte. Era una pasajera, nosotros estábamos haciendo un espectáculo y ella se acercó en un momento en el que justo buscábamos una actriz para cubrir algunos horarios. Y Silvia, se acercó a través de las redes sociales, como te has acercado tú. A veces cuando necesitamos gente estamos utilizando este medio para captar nuevos actores, nuevas actrices.

Silvia: A mí me lo sugieren a partir de Facebook, y ahí me contactó con ellos. Siempre me gustó la idea de involucrarme en una propuesta que esté bien en contacto con la gente porque genera una adrenalina muy particular, y creo que es un entrenamiento que no lo obtenes en ninguna escuela de teatro, ni en las mejores. Me encanta que no me estén esperando y llegar igual, soy de las que llega sin avisar.

Jeremías: Es un desafío constante, de adaptarse a las circunstancias de un ambiente a veces hostil, además, la gente no está preparada para ver una obra sino que vos irrumpís en su viaje y te metes en la vida cotidiana de cada uno de ellos.

Al organizarse entre ustedes para realizar el trabajo, ¿Existe un espacio para la creación personal a través del armado de los números?

Giselle: Teníamos un sketch como base y cada actor que fue pasando tuvo oportunidad de tener su sketch, después en base a ellos comenzamos a construir otros tipos de sketch, según lo que la gente pedía. Se trata de situaciones de la vida cotidiana, a nivel de parodia, hacemos que la gente que viaja en el subte de manera rutinaria se ría de la rutina misma.

¿Cómo es la respuesta del público?

Giselle: La verdad que bárbara, porque les gusta mucho al ser algo distinto. Si bien hay músicos y un montón de cosas artísticas acá dentro, la actuación no es tan típica. Nosotros armamos este grupo y a la gente le encanta. De hecho, hicimos una página en el Facebook, Actores en el Subte, donde la gente deja sus comentarios, experiencias y surgen cosas muy bonitas, ya estamos cerca de los 3000 amigos.

¿Cuál es la razón para elegir el subte, en lugar de una plaza o cualquier otro espacio público?

Jeremías: El subte una vez que entra la gente, por lo menos una estación, no se va a poder bajar, en la plaza podes seguir caminando, acá ya está. Los agarramos, están ahí.

Giselle: Es más, hay veces que alguna gente se queda a escuchar el sketch y decide pasarse, o gente que no lo decide pero automáticamente es mayor que ellos y se pasa.

Jeremías: El subte también lo que tiene es un ambiente bastante propicio porque no es tan ruidoso como lo es un colectivo y tiene una ubicación de las sillas que te dejan todo un pasillo libre para transitar. Tratamos siempre de abarcar la mayor cantidad posible de vagón porque de esta manera se puede escuchar de punta a punta. Como tenes el público a todos lados a diferencia de un teatro, hay que laburar mucho la voz y cómo manejarte con el cuerpo. Después lo que hacemos es pasar al vagón siguiente directamente, en cambio, si estás en uno colectivos tenes que esperar otro. ( sigue )

??????????

¿Qué es para ustedes el teatro, y particularmente qué les significa desarrollarlo como arte callejero?

Jeremías: El teatro es mi oficio, mi profesión. Yo elijo algo y me gusta vivir de lo que elijo, tengo la suerte de vivir de lo que me gusta que es la actuación. Eso es fundamental, somos pocos los que en este país o en el mundo viven de lo que realmente les gusta. El subte, hoy por hoy, es un compañero, un amigo que me permite hace 5 años trabajar de lo que me gusta día a día. El ambiente artístico callejero es un paso que estoy transitando, un paso bastante largo porque ya hace bastante tiempo que estamos, pero es donde me siento cómodo. Me gusta mucho laburar en este ambiente, laburar desde el humor y compartirlo con mis compañeros y con el público. Soy un agradecido de haber podido encontrar este espacio y transitarlo día a día.

Silvia: Para mí el teatro es un modo de encarar la vida. Me encanta contar historias a través de diferentes personajes, de distintas circunstancias, ámbitos, cada propuesta de trabajo genera un desafío y eso está buenísimo. Principalmente es el modo que yo elijo de vivir.

Giselle: A mí el teatro me trae frescura a la vida. Desde muy pequeñita quise ser actriz pero por diferentes motivos mis papás no querían que me dedicara a la actuación. Estudié danza y baile hasta que fui mayor de edad y decidí jugármela por lo que realmente me gusta, pero se me dificultaba para mantenerme económicamente yo sola y tener a la vez el tiempo necesario para ir a los casting, y buscar mi propio camino. Fue entonces, mientras estaba trabajando en un local de ropa de nenas de lunes a sábado todo el día, que elegí tomarme unas horas para estudiar teatro y me anoté en la escuela de Raúl Serrano. Por esa razón es que empecé a tomar el subte y cuando me crucé a los chicos me encantó, me pareció súper original, una idea espectacular. También creo que este fue mi mayor entrenamiento porque siempre se aprenden cosas nuevas, además de que me permite una entrada económica, hacerme de los tiempos para asistir a castings y realizar obras en otros lados. Fue lo mejor que pude haber hecho unirme al grupo de Actores en el Subte porque a partir de eso empecé a trabajar de lo que me gusta, la actuación.

¿Por qué líneas y estaciones de Subte los podemos encontrar?

Giselle: Estamos Jeremías y yo, en la Línea D, de lunes a viernes de 10 a 14 hs, entre las estaciones Plaza Italia-Olleros. Y en la línea B Jeremías y Silvia, también de lunes a viernes de 14.15 a 17.30 horas, entre las estaciones Lacroze-Carlos Pellegrini.

Advertisements