La idea fija

Ania Hadjian

Imperdible reestreno de esta pieza fundamental de danza contemporánea bajo la dirección de Pablo Rotemberg y excelentes bailarínes y actores en el Portón de Sanchez.

vestuario-hombres-obra-de-d

El autoritarismo del placer y la frigidez del sentimiento parecieran ser el eje de los cuerpos en escena que presenta el director y coreógrafo Pablo Rotemberg en el reestreno de su obra de danza contemporánea “La idea fija” que ya lleva el quinto ano consecutivo en las carteleras teatrales. Sin embargo, la importancia de esta pieza avanza un poco más allá.

Primera escena un bailarín o bailarina  moviéndose con precisión y elegancia al son de una bella melodía clásica, mientras lentamente, en esa danza comienza su peregrinación hacia el autodescubrimiento y el descubrimiento del otro.

El resto de la obra, de gran trabajo coreográfico mutará de humores y melodías, como afirmando al espectador que no anclará en ninguna topografía interpretativa ni metafórica, salvo quizá y con el perdón del excesivo recorte, en la exposición performática de un autoerotismo simbólico ya sea que se esté bailando sólo, de a dos o tres o de a muchos a la vez.

Rotemberg quiere el humor y la trivialidad en su obra, sin embargo en ese afán, no exento de dolor lo logra sólo de a ratos; la perfección de esos cuerpos indefinidos y autómatas que representan la redundancia de lo genital no permiten ni la falsa moral como así tampoco el desapego  burlón, pues su drama aparente radica en esa incapacidad reflexiva  y densa que nutre las relaciones afectivas contemporáneas cuyo filo más atractivo y cortante es el de la absoluta libertad.

No son cuerpos objeto, afirmar que lo son equivaldrá a una interpretación facilista que pretende huir del extremo opuesto, el de la tinellización de la danza y el sexo, no. Son cuerpos que se buscan, se penetran, se rechazan y atraen ciegamente, malvadamente, con afecto o perversión, mecánica o poéticamente, como si estuviesen cumpliendo rituales de pasaje hacia un ningún lugar. No buscan dar testimonio del vacío ni de la satisfacción seriada, pues bien pueden ser el vacío y pueden ser el placer. Simplemente bailan, vestidos o desnudos, saben que deben seguir mientras haya vida, aunque todo esté despedazado en mil partes.

Cuerpos que están allí, que siguen moviéndose  pese a que ya no queda nada por ver  pues ya hemos visto demasiado, ni queda por esperar más que la verdad absoluta del instante y de su posibilidad.

EL PORTON DE SANCHEZ
Sánchez de Bustamante 1034 (mapa)
Capital Federal – Buenos Aires – Argentina
Reservas: 4863.2848
Web: http://portondesanchez.blogspot.com/
Entrada: $ 70,00 / $ 50,00 – Domingo – 19:00 hs – Hasta el 05/05/2013

Ficha técnico artística

TextoPablo Rotemberg
IntérpretesAlfonso BarónRosaura GarcíaJuan GonzálezDiego MauriñoMarina Otero
Actores invitadosMariano MazzeiDolores Ocampo
EscenografíaMirella Hoijman
Iluminación:Fernando Berreta
Diseño de vestuarioGabriela A. Fernández
Música originalGaston Taylor
Música:Raffaella CarráAlter EgoGiogio MoroderGeorgy SviridovAntonio Vivaldi
Dirección:Pablo Rotemberg
Advertisements