“Estamos en un momento crítico de las mitomanías y los binarismos argentinos”

alejandro grimson

Por Ania Hadjian

Alejandro Grimson es antropólogo y en octubre del 2012 ha publicado “Mitomanías Argentinas”, un libro editado por SigloXXI que recorre los mitos que construimos sobre nosotros mismos  como argentinos y que a su vez, nos construyen. Como una especie de “autoprofecía cumplida ” y en una dialéctica estéril, estos supuestos negativos, en su mayoría bloquean el acceso a una reflexión y un debate más genuino sobre nuestra sociedad, y su desarme es la principal empresa al cual Grimson pretende aportar. Sería esperanzador que tras la cifra auspiciosa de ventas que lleva el libro,  se esconda un auténtico ejercicio de introspección sobre la forma en la cualnarramos y construimos nuestra argentinidad.

¿ Cómo surge la idea del libro y como fue el proceso de recolección de mitos?

 Necesitamos construir una distancia de nuestro lenguaje cotidiano, del lenguaje que usamos para hablar de nosotros mismos. Durante unos dos años fui anotando frases que escuchamos y utilizamos a diario en una libretita, registrando conversaciones en los bares, los taxis, las sobremesas, los tercer tiempo del fútbol. Después, comencé a trabajar en los significados de cada una de esas frases y a contrastarla con información que tenemos que generalmente muestra que la realidad es mucho más compleja que esas simplificaciones.

 Dado que toda sociedad se piensa ( o se relata, más bien ) a sí misma a través de mitos : ¿ por que es imprescindible erradicar algunos de ellos del imaginario colectivo?

 Todas las sociedades y culturas tienen mitos. Pero no todas están obsesionadas con mitomanías que distorsionan la visión sobre quiénes son. Los argentinos vivimos encerrados en el laberinto cultural de Mitolandia. Y las mitomanías que critico son obstáculos para encontrar las salidas.

 Un Papa, una Reina en Holanda, Messi, Maradona, Borges;en su libro señala la tendencia a caer en frecuentes “delirios de grandeza”, pero por otro lado, también destaca nuestra inevitable tentación de creernos lo peor de la civilización, de naturalizar la condena al fracaso ¿ como se explica esta polarización en el registro de lo que somos o creemos ser ?

 Te remito al mito nuevo que subí a www.mitomanias.com.ar que titulé “Dios es argentino”. Nosotros pasamos a los mitos patrioteros a los autodestructivos sin matices. Somos una sociedad que pasa del blanco al negro sin grises. Y necesitamos con urgencia grises.

 En la gestión política actual es frecuente la apelación a mitos del pasado histórico reciente para defender la acción que se lleva a cabo, junto a un facilismo alarmante tanto de los adeptos como de los opositores para etiquetarse mutuamente: gorila, zurdo, cipayo, vendepatria, montonero, etc.¿ no implica esto un retroceso, ya sea oportunismo desde la dirigencia, ya sea candidez desde la ciudadanía en apropiarse de esos mitos, en la forma en que pensamos y hacemos la política?

 La calidad del debate político actual es bajísima. Estamos en un momento crítico de las mitomanías y los binarismos argentinos. Si te gusta una política sos considero ultr-k, si tenés una crítica anti-k. Estamos colocando las identidades por delante de las ideas. Necesitamos invertir ese orden de prioridades.

 ¿ Cual fue el mito de los argentinos que más le impactó en forma positiva y cual en forma negativa?

El mito que está en el corazón de mitomanías es el europeísmo. Somos o debemos ser un país europeo. Ese deseo de algo imposible es la máquina de todas las frustraciones argentinas.

 En su fuero íntimo : ¿ que mito acerca de la argentinidad considera arduo derrumbar?

Todos, los setenta que están en el libro y los que están en el sitio web. Es triste ver que el libro ha tenido gran repercusión y que sin embargo, al día siguiente, se repiten las mismas cosas. Es necesaria una política coordinada a nivel educativo, cultural y comunicacional para desarmar mitolandia.

http://www.mitomanias.com.ar/

Advertisements