“Aprendí a dibujar mirando Hijitus por TV”

Roberto Barrios Angelleli conversa con Revista Poison acerca de su larga colaboración con Manuel García Ferré, quien fallece dejando varias generaciones con un legado valioso de sueños y personajes.

Que vuelva Hijitus!

A los 83 años de edad, y luego de no superar una operación del corazón fallece el dibujante Manuel García Ferré, quien se encontraba internado en el Hospital Alemán.

Revista Poison conversó con Roberto Barrios Angelelli, talentoso dibujante que colaboró con el artista durante veinte años :

” Ingresé a trabajar con García Ferré tras intentar durante cinco años, hasta que finalmente le hice llegar mi carpeta de trabajos y a la semana siguiente ya estaba trabajando junto a él. Lo que soy se lo debo a él, yo aprendí a dibujar mirando Hijitus por tv.Por eso esto es muy difícil para mí, ya que era una persona muy cercana. “

” Tenía aún varios proyectos en mente, era una persona que siempre generaba ideas nuevas. Tanto revistas como películas y usaba la tecnología sólo si le hallaba algún sentido, no lo usaba por tener lo último. Para mí es un sueño cumplido. ” 

García Ferré nació en Almería, España, y a los 17 años se mudó a la Argentina, país donde desarrolló su carrera, cuya obra se concentró en el público infantil creando famosos personajes como Anteojito, Hijitus, Larguirucho, Petete y Calculín.

Tras un ingreso en la Facultad de Arquitectura, tuvo su primera aparición como dibujante fue en la revista “Billiken” con  Pí-Pío, que vivía en un pueblo llamado Villa Leoncia, donde después aparecerían Oaky e Hijitus.  Años más tarde su trabajó tomó trascendencia con la creación de la publicación infantil Anteojito.

En 1967 se estrenó en televisión la serie de dibujos animados Hijitus, que se transmitió por El Trece hasta 1974. Fue la primera serie televisiva de dibujos animados de la Argentina y la más exitosa de América Latina, en toda su historia.

Advertisements