Punk: chaos to couture en el Met

Ania Hadjian

Piezas fundamentales en la historia de la alta costura firmadas por Dolce & Gabanna, Versace, Lagerfeld, Vivienne Westwood o Alexander McQueen.

Siete galerías dedicadas a este revolucionario movimiento de los setenta, cuyo lema transgresor, rupturista e inconformista, nutrió las calles y las mentes de sucesivas generaciones, se materializan en el marco del Met, uno de los principlaes museos de arte de la ciudad de Nueva York.

Sus inicios y principales características se ven reflejados sobre cien modelos que usan imperdibles en vez de pailletes, hojas de afeitar en un lugar de cristales bordados y clavos en vez de botones. Piezas fundamentales en la historia de la alta costura firmadas por Dolce & Gabbana, Versace, Lagerfeld, y por supuesto Vivienne Westwood o Alexander McQueen.

Películas y música de la época y una recreación del cuarto de baño cubierto de graffitis del club de punk rock de Nueva York CBGB, donde actuaron Blondie, los Ramones y Talking Head, añaden autenticidad a la exposición.

“El punk trataba de celebrar lo individual, celebrar la creatividad y no tener miedo – ser valiente en tu propia presentación y ser valiente en tu afirmación de moda”, dijo Andrew Bolton, el curador de la exposición, en una entrevista para Reuters.

“El punk iba de desafiar el status quo“, agregó. “Creo que todos esos elementos impactaron mucho en la moda”.

Pocos movimientos sociales y artísticas han dejado tal impronta en el lenguaje de la moda, huella que hoy en día puede rastrearse en cualquier marca, tanto de autor como masiva, pero, “aunque la democracia del punk está en oposición a la autocracia de la moda, los diseñadores siguen apropiándose del vocabulario estético del punk para capturar su rebeldía juvenil y su energía agresiva”, dijo Bolton.

Entre los ejemplos se incluyen un vestido de Alexander McQueen hecho con un material negro sintético imitando a las bolsas de basura y un abrigo de papel de burbujas, una chaqueta de piel plata y azul con papel de aluminio y tapones metálicos de Helmut Lang y una blusa y una falda de polyester negro y satén de seda y tafetán de Rei Kawabuko.

La influencia del punk en el diseñador italiano Gianni Versace se muestra con sus trajes de noche con plata y sus inolvidables  dorados y un vestido negro de punto y piel con apliques de tachuelas de metal.

Cabe destacar que la famosa Gala del Met, evento anual donde la moda celebra a sus mejores exponentes, pretendía rendir homenaje a esta imperdible muestra que se inaugura el 9 de Mayo y seguirá hasta el 14 de Agosto, para lo cual el costo de su entrada fue de 25 mil dólares por cubierto. Un precio no demasiado punk.

PUNK: Chaos to Couture

Todas las imagenes pertenecen al archivo del http://www.metmuseum.org

Advertisements