Trilogía Argentina Amateur

Gustavo Eduardo Rosatto

Una Trilogía que genera una reflexión sobre la identidad nacional, combinando distintos personajes e historias que reflejan parte de esa esencia que compone el ser argentino.

Imagen

Pensar la identidad nacional es siempre un eje de conflicto, un debate donde confluyen múltiples factores, sobre todo reconociendo ese permanente estado de transformación que la renueva y la reinventa generando múltiples horizontes.  En esa búsqueda entran en contacto la historia, los valores, costumbres y sobre todo personas que corporizan en cada una de ellas pequeños rasgos de esa “argentinidad”.

La “Trilogía Argentina Amateur”  se involucra en esta misión de indagar en las raíces de nuestra nación con decisiones artísticas y argumentales muy acertadas. De esta manera construyen tres obras inspiradas en tres momentos particulares de la historia nacional, tomando como como eje la vida de distintos grupos artísticos típicos de los diferentes períodos, analizando desde ellos la vinculación con los climas y situaciones propios de cada etapa.

En primer término aparece “La Patria Fria”, definida como un “grotesco ambulante” transcurrido en 1948. La trama presenta la convivencia entre los distintos artistas en un circo con escasos recursos ubicado en el medio de la pampa, tomando como trasfondo la  inminente  llegada del tren solidario de Eva Perón.

“Después del aire”  un “sainete oral” se traslada más atrás en el tiempo y encuentra en 1933 un momento clave de reflexión sobre la década infame, reflejando los conflictos ideológicos y sociales que caracterizaron ese período. Los protagonistas de esta historia son los miembros de una compañía de radioteatro en plena decadencia ante la insistencia de su director por apegarse a las tradiciones y de alguna manera al folklore argentino.  Todos los enredos, sentimientos y pesares de esos actores van tomando a lo largo de la obra profundos matices y sentimientos que se vinculan directamente con el sentir del pueblo y la crisis ideológica del período.

Por último se presenta “Al servicio de la comunidad” tomando como referencia los festejos del Centenario y la presencia de grupos filo-dramáticos surgidos en ese marco. Esta pieza descrita como una “epopeya isabelina” indaga con humor y sobre todo con ironía la situación de los sectores populares en contraposición con el glamour y la opulencia que intentaba imponerse desde el gobierno como exhibición de la Argentina frente al mundo.

Cada obra se presenta con independencia con respecto a las otras y pueden ser apreciadas desde la particularidad, aunque la posibilidad de verlas en la contigüidad, genera una simbiosis a nivel de estilos y pensamientos que hacen aún más profunda la experiencia. El vínculo entre ellas existe no sólo en la continuidad histórica, sino también en la participación de actores que forman parte de más de una de las piezas, así como la reutilización de ciertos elementos de escenografía y estética que hacen formar parte a cada trama de una misma búsqueda, de una misma reflexión.

A nivel performático la posibilidad de observar a los actores interpretando diversos personajes da cuenta de su plasticidad y capacidad, desarrollando una tarea destacada dentro de esta composición, logrando introducirse en la argentinidad, recreando esas pequeñas actitudes y modismos que definen el ser nacional.  Esto sumado a la gran producción a nivel vestuarios y escenografía con una fuerte impronta histórica, pero también generando una reconstrucción desde el humor, inventando un mundo único donde el ser nacional es puesto en un estado de contemplación, pero no desde un pensamiento idealizado, sino desde la profundidad de sus sentimientos.

La viveza criolla, la picardía, los pesares, la ideología, lo popular, la diversidad, la tristeza y la alegría; los componentes de la argentinidad se hacen visibles en estas notables historias escritas por Andrés Binetti y Mariano Saba. Con la gran decisión de contar la historia desde la óptica de personajes marginales, de artistas que lucharon con climas y matices tan cambiantes como nuestra historia, construyendo una vinculación profunda con nuestra identidad.

Imagen

19.30 hs. La patria fría

21 hs. Al servicio de la comunidad

22.30 hs. Después del aire

Apacheta Sala Estudio | Pasco 623 | Reservas: 4941-5669

Una obra $60 | Dos obras $100 | Tres obras $120

Ficha técnica-artística

Dirección: Andrés Binetti

Dramaturgia: Andrés Binetti, Mariano Saba

Actúan: Ignacio Bartolone, Malala González, Marianela Iglesia, Teresa Murias, Tano Pascarelli, Pablo Sciolini, Silvia Aguado, Natalia Bavestrello, Fabian Caero, Oscar Andrés Cayón, Osvaldo Djeredjian, David Ledezma, Alejandro Lifschitz, Teresa Murias, Juan Pascarelli, Alejandro Robles, Michelle Wejcman , Marcelo Aruzzi, Ezequiel Lozano, Mariano Saba y Hector Segura.

Diseño de escenografía: Andrés Binetti, Pablo Sciolini, Magali Acha.

Diseño de luces: Andrés Binetti

Diseño sonoro: Guillermina Etkin

Advertisements