Sobre la obra teatral ¨Gatopardismo”

Gustavo Eduardo Rosatto

“Gatopardismo” se presenta los domingos a las 20 hs en el Teatro La Tertulia. Una obra que reflexiona sobre el ámbito de la educación y la relación de la escuela con los adolescentes.

Imagen

 El concepto de “Gatopardismo” refiere en política a la idea de cambiarlo todo para que nada cambie. Se refiere a esas grandes discursivas que se llenan la boca hablando de reestructuración, de notables modificaciones que al fin y al cabo no se realizan y de alguna manera camuflan la realidad. En este caso la obra intenta retomar esta noción vinculándola con la situación actual de la educación. Ese ambiente represivo que se genera en las escuelas y que termina atentando contra la creatividad y capacidad de los alumnos. Jóvenes que se siente aislados dentro de un sistema que los oprime, que no los comprende ni los integra.

Es así como “Gatopardismo” nos cuenta la historia de seis adolescentes que son castigados por la directora de la escuela a pasar un sábado en el colegio reflexionando sobre sus acciones. Es así como son aislados y condenados a realizar una tarea que poco les importa. Cada uno de ellos tiene una característica que los representa, pero conflictos que los unen. Aparecen así “el traga”, “el deportista”, “la cheta”, “el rebelde”, “la tímida” y “la desfachatada”, que en ese marco comienzan a interactuar y meditar revelando su verdadera identidad. En este sentido la obra apela demasiado a los estereotipos limitando un poco la complejidad de los argumentos; cayendo a veces en algunos lugares comunes y sentimentalismos que atentan contra esa gran conclusión que la obra intenta inspirar.

En este sentido resulta necesario destacar una orientación dentro de la obra hacia un público adolescente que se encuentra en permanente contacto con las problemáticas que la misma refleja. Un acercamiento que se intenta a través de gestos o actitudes propios de su contexto. Sin embargo en este punto existe también una tensión respecto a lo que la obra muestra, inspirándose en algunos aspectos más propios de culturas un tanto distanciadas de lo local. La lógica de ganadores y perdedores de las Preparatorias Norteamericanas y una estética un tanto “ochentosa” se deja entrever entre los resquicios de la puesta, dejando de lado algunas problemáticas más propias de la cultura nacional y de nuestra comunidad educativa.

Es así como chocan en el interior de la obra dos miradas; la del adulto que mira al adolescente y la del joven que reflexiona sobre su propia condición en la sociedad contemporánea. Este conflicto interno termina atentando contra el cumplimiento de los objetivos a los que la narrativa aspira, se podría decir que la reflexión sobre la educación se presenta pero no se logra superar la superficie del problema.

El grupo de actores jóvenes que le dan vida a esta historia muestran tener potencial de cara al futuro. Logran encarnar esas personalidades estereotípicas que propone la obra generando varios guiños cómicos que despiertan la atención del público. La escenografía logra condensar ese ambiente opresivo en que se terminan convirtiendo las aulas, generando a partir de una buscada austeridad el marco ideal para esta composición.

 

Ficha técnica- artística

Autoría: Helena Nesis

Dirección: Belen Sosa

Actúan: Antonella Ferretti, Camila Soledad Garcia, Zaira Godirio,

 Braian Graziuso, Fabian Iorlano, Marilyn Petito y Rodrigo Serra.

Música original: Matías Villarruel

Diseño de vestuario: Juan Herrera Prado, Belén Messina

Diseño de escenografía: Juan Herrera Prado, Belén Messina

Diseño de luces: Victor Gabriel Olivera

Realización de escenografia: Juan Herrera Prado, Belén Messina

Realización de vestuario: Juan Herrera Prado, Belén Messina

Fotografía: Juan Herrera Prado, Belén Messina

Diseño gráfico: Juan Herrera Prado, Belén Messina

Asistencia de dirección: Natali Acosta

Prensa: Tehagolaprensa

Advertisements