No cualquier verdura

Nicolás di Primio

Esteban Brenman es un emprendedor argentino, fundador  de la Guía Oleo, que no descansó durante 23 años. Hoy a sus 39, da un repaso de sus logros y los medios que usó para llegar a su declarado año sabático. Su último emprendimiento “Cualquier Verdura” es un local fundado en 2007 en el barrio de San Telmo, que combina lo antiguo, lo nuevo, lo reciclado y lo rebuscado.

Esteban-Brenman

 Decidiste tomarte un año sabático, ¿Cuándo comienza? Dentro de lo posible, no me tires cualquier verdura. 

(Risas) lo intentaré. Hace rato que quiero hacerlo, pero mi forma de ser me lo impide. No busco vivir de la renta, sentarme en un sillón mientras degusto margaritas y esperando dividendos. Mi historia así lo indica, siempre en movimiento. Pero cansa.

¿Qué fue lo que te llevó a tomar esa decisión? 

Dice Wikipedia sobre el año sabático: “Su origen se remonta a siglos atrás, cuando los hebreos se tomaban el séptimo año de la cosecha para el descanso. El año sabático era una costumbre agrícola muy respetada y permitía dejar la tierra sin trabajar para su reposición, en barbecho, después de 6 años consecutivos de cosecha.” Bueno, yo llevo 23 años sin dejar descansar la tierra. A los 16 empecé a trabajar. Y ahora tengo 39. Empecé vendiendo stickers. Unos que venían en rollitos.

Hice un click en enero de 2010, cuando asistí a una clínica sobre coleccionismo de arte en el Centro Cultural Borges organizada por Alejandro Ikonikoff. Ahí expuso un coleccionista, dueño de una de las colecciones más importantes del país. Dijo algo de lo más perturbante: “El arte ha muerto hace décadas”. No pude estar más en desacuerdo, pero no podía, en mi cabeza, refutar sus dichos. Fue tan fuerte que apliqué muchas ideas del long tail de Chris Anderson, periodista y editor de la prestigiosa revista Wired, en Cualquier Verdura y ahora que siento que pude lograr una estabilidad, y una respuesta convincente a ese señor enojado, quiero dedicarme a descansar.

¿Qué es el long tail?

Básicamente y en pocas palabras, el long tail describe una característica ya conocida de distribución estadística donde hay una amplia población que es representada por pocos valores a la que le siguen poblaciones que van disminuyendo gradualmente respondiendo a distintos valores.

Repasemos tu pasado. Tenías 16 años…

Vendía stickers en rollitos. Luego cuando terminé el secundario me fui a estudiar Ingeniería, pero no me gustaba. Pasé el CBC y en segundo año no entendía nada. Me fui. En aquel momento me tomaron en una casa de computación por un video en el que el nombre de la marca aparecía y desaparecía en un fondo de colores. Arreglaba computadoras, pero la empresa quebró. Ahí conocí a un gran amigo: Gustavo Frencheli. Fundamos Criteria Informática. Montamos nuestra primera oficina en el living de su casa, nos imprimimos tarjetas y vestidos de traje y maletín en mano, empezamos a visitar nuestros primeros clientes. Eso duró mucho, nos hizo crecer como personas y como empresarios y, sobre todo, nos dio muchas satisfacciones. Después de como 6 años teníamos una empresa en serio: 18 empleados y una facturación respetable. Este emprendimiento nació con el producto de información crediticia de empresas. Competíamos con Organización Veraz, que son gigantes. Cuando se nos hizo demasiado grande, ellos la compraron. Ahí nació Decidir, que era un galpón en el que pagábamos 100 pesos el alquiler. Corría el año 1998.

Luego vino Guía Óleo y Dos Monos  ¿ no es así ?

No luego, sino durante, vendí mi parte a los socios de Decidir con Óleo en pañales, una guía de restaurantes en el que el usuario opina su desempeño. Recién este año tuvimos ganancias. Dos Monos nace en 2006, con una intención de guía de soluciones empresariales. Nuestro slogan: “Think. Do. Monetize” (Piensa. Haz. Gana dinero). No olvides: todo lo sólido, se esfuma.

Foto gentileza @La Nacion
Advertisements