Morite de envidia

Gustavo Rosatto

Una obra que parodia el mundo mediático y sus estereotipos. “Morite de Envidia” presenta en Teatro Beckett su última función, este viernes a las 23hs.

 Imagen

Dos actrices en decadencia se encuentran en el velorio de un famoso productor teatral. Comparten sus miedos, sus dudas, sus experiencias y sobre todo chimentos. Esos rumores que construyen el imaginario del mundo mediático y que se materializan incluso como estructuras más importantes que los fenómenos artísticos.  De todas estas construcciones se nutre “Morite de envidia”, jugando con ellas, riendo y burlándose de esas imágenes prefabricadas.

Dora y Mónica (interpretadas por Lucas Bianchini y Martín Vatenberg) comparten la cultura de ese mundo mediático y sufren con los rumores que se corren sobre ellas, pero también se atreven a juzgar a la farándula desde su lugar; desde afuera empiezan a ver las relaciones que nutren ese mundo más lleno de máscaras que de emociones reales.  Estos personajes se componen claramente como estereotipos, como íconos y referencia de la cultura mediática, sacando provecho de modismos, recursos y formas muy presentes en los programas de chimentos de la tarde. En este sentido hace uso, y en algunos casos abuso, de las frases hechas, corporizando una parodia de todo aquello que nos muestra la televisión.

La obra contiene una serie de gags y se nutre del humor negro, con algunos ribetes bizarros que la vuelven a la vez dinámica y delirante. En este sentido hay buenas decisiones en la dirección de Maru Zapata que a partir de distintos recursos estéticos van construyendo la historia en pequeños segmentos de diálogo mientras el tiempo transcurre de manera enérgica. En este sentido resulta fundamental el diseño de luces de Fernando Chacoma que a partir de distintas tonalidades va marcando los ritmos de la historia.

Existe dentro de la obra un interesante juego con la imaginación, construyendo muchas imágenes en la mente de los espectadores a partir de los relatos de los personajes. Ampliando la escena e incluso haciendo partícipe  a personalidades que nunca se corporizan en escena. En este sentido colabora el recurso de la sinécdoque en la escenografía que a partir de unos pocos elementos nos ubica dentro del espacio, pero no limita los movimientos ni las posibilidades de la narración.

Una obra recomendable para quienes disfrutan de las trivialidades de lo mediático, con un humor simple, pero efectivo.

“Morite de envidia”

Última Función!!!  Viernes 26 de Julio 23hs.

Teatro Beckett. Guardia Vieja 3556

http://www.facebook.com/pages/Morite-de-envidia/134832263371386?fref=ts

 

 

Ficha técnica-Artística

Actores: Lucas Bianchini y Martín Vatenberg

Dramaturgia: Matías Polze

Vestuario: Ezequiel Galeano

Maquillaje: Luciana Reche

Coreografía: Adrián Scaramella

Diseño de Luces: Fernando Chacoma

Foto Fija: Aldrina Gieser Zubeldía

Producción ejecutiva: Metele que son pasteles

Dirección: Maru Zapata

Advertisements