Se anuncia la primera semana de cine portugués en el Malba

Imagen

Buenos Aires, 25 de julio (Télam).- La primera Semana de Cine Portugués, una de las cinematografías que cobró mayor intensidad y originalidad en los últimos años, y donde brillan autores como Manoel de Oliveira, João César Monteiro o Paulo Rocha, se llevará a cabo entre el 29 de agosto y el 1 de septiembre próximos en el Museo de Arte Latinoamericano de Buenos Aires (Malba).

El ciclo se llevará a cabo gracias al apoyo del Camões Instituto da Cooperação e da Língua, de la Embajada de Portugal en Argentina, y del Malba, como una forma de satisfacer la necesidad de inaugurar en Buenos Aires un espacio de programación anual y exclusiva, a la altura de la calidad del cine luso, informaron fuentes de la organización.
En diálogo con Télam, indicaron que en este primer año el enfoque estará puesto en un cuerpo de nueve filmes portugueses inéditos en Argentina, sumados a una sección de “clásicos contemporáneos” y una retrospectiva del cortometrajista João Salaviza.
Los filmes que se verán en el Malba a partir del 29 de agosto son “La Batalla de Tabatô”, de João Viana (2013), “Un fin del mundo”, de Pedro Pinho (2013), “Campo de flamencos sin flamencos”, de André Príncipe (2013), y “Werther Effect”, de João Pedro Vale y Nuno Alexandre Ferreira (2013).
A esos títulos se suman “Cautiverio”, de André Gil Mata (2012), “Torres y cometas”, de Gonçalo Tocha (2012), “Jesús por un día”, de Verónica Castro y Helena Inverno (2012), “Por aquí todo bien”, de Pocas Pascoal (2011), y “José y Pilar”, de Miguel Gonçalves Mendes (2010).
En la sección de “Clásicos Contemporáneos” se verán “Ne Change Rien”, de Pedro Costa (2009), “Aquel querido mes de agosto”, de Miguel Gomes (2008), “Sangre de mi sangre”, de João Canijo (2011), y “Gebo y la sombra”, de Manoel de Oliveira (2012).
Dentro de la retrospectiva de cortos de João Salaviza serán exhibidos “Arena” (2009), “Cerro Negro” (2011), “Strokkur” (2011), y “Rafa” (2012).
En “Arena” (Palma de Oro, Cannes 2009), un joven cumple una condena a través de un régimen de prisión domiciliaria; en “Cerro Negro” (2011), la vida en pareja de inmigrantes brasileros queda marcada por la encarcelación de uno de ellos, y en “Rafa” (Oso de Oro, Berlín 2012), un adolescente de 13 años pasa la noche a la intemperie a la espera de la liberación de su madre, encerrada en una comisaría de Lisboa.
Por medio de estos tres cortometrajes, João Salaviza logró apoderarse tanto de un eje temático, el encierro en instituciones penitenciarias, como de una forma precisa de narrarlo.
Inscriptos dentro del llamado “realismo social” y ejecutados con mano maestra, sus cortometrajes demuestran una gran solvencia de puesta en escena, narrando en pocos planos, lo que a muchos les requiere un largometraje entero.
La semana cuenta con la idea, programación y producción de Francisco Lezama, Maria João Machado y Susana Santos Rodrigues. (Télam).-
Advertisements