Siameses: historia de una familia normal

Gustavo Eduardo Rosatto

Siameses. Historia de una familia normal.” Estrenó sus funciones en el teatro “Patio de actores” los viernes a las 22hs con la dirección de Felipe Rubio, creador del espectáculo “Gabinete, teatro para un espectador

000092602

“Esta es la historia de una familia normal, una familia sin normas; una madre sin brazos, un padre completo (pero sin corazón) y dos hijas sin mente”.

Estas primeras líneas con que la obra se presenta nos van introduciendo en una realidad, o más bien en una irrealidad, que se corporiza poco a poco mientras la historia se desarrolla; creando una atmósfera en la que conviven lo grotesco y  lo mundano, lo raro y lo normal, lo absurdo y lo cotidiano, lo pintoresco y lo monstruoso.  Observamos al ver este hecho teatral, algo difícil de definir desde  los cánones de la belleza, sin embargo permanece allí algo que genera una extraña fascinación, una atracción que nos impide quedar ajenos a lo que se presenta en escena.

Se trata de la historia de una familia, de cualquier familia, aunque es difícil prescindir de la particularidad que define a este grupo específico. Una madre despótica que no tiene brazos, un padre agobiado por la rutina, que encuentra en las películas su única esperanza y dos hijas siamesas que sufren su condición, pero mucho más la relación con sus progenitores.  Ellos nos cuentan su historia, nos muestran sus miedos y lloran sus sueños incumplidos, corporizando escenas que podrían pertenecer a la realidad de cualquier hogar. La familia tipo y la más extraña comparten en su esencia los mismos conflictos, escondiendo tras la fachada del hogar las profundas grietas que amargan su existencia.

La obra traza una estética de lo cotidiano que es llevada a cada momento al límite de lo ridículo a partir de los pequeños momentos que componen la historia. Esta pieza demuestra cierta fragmentación, componiendo una historia y un mundo a partir de  fracciones de relato que le dan a cada personaje la oportunidad de contar su testimonio. Esta decisión aporta dinamismo a la trama, pero puede llevar a la distracción y a cierta inconexión.

Existe un excelente trabajo de Gonzalo Velozo y el propio director Felipe Rubio en el diseño de la iluminación y  en la concepción del espacio, trazando un recurso distinto y propio para cada escena, aportando íntimamente en la construcción de los climas que se trazan durante la obra. En este sentido es muy interesante la concepción respecto a la iluminación del escenario y las necesidades específicas para los espacios de monólogo de los personajes a partir de fuentes de luz en escena.

La obra fue originalmente presentada por su dramaturgo y director Felipe Rubio  en 2009 y 2010 en Chile, su país natal, siendo la actual presentación resultado  de una re-significación y adaptación, muy lograda, a la realidad Argentina.

Se observa en la construcción del texto un interés por brindar protagonismo a la faceta actoral, otorgando espacios y momentos para que cada uno pueda lucirse. Esta característica no podría concretarse sin la gran tarea que desarrollan todos y cada uno de los actores: Jimena García Conde, Mariana Soledad Giménez, Lizzy Pane y Julio Rosenberg. Dándole entidad y calidad a cada uno de los personajes.

 

VIERNES 22 HS.

PATIO DE ACTORES

LERMA 568

Reservas: 4772-9732

 

Ficha técnica-Artística

Actúan: Jimena García Conde, Mariana Soledad Giménez,

Lizzy Pane y Julio Rosenberg.

Diseño de iluminación y concepción del espacio: Gonzalo Velozo y Felipe Rubio.

Asistencia de dirección: Luz Moreira.

Vestuario: Mariana Arzola

Prensa: Correydile

Autoría: Felipe Rubio.

Dirección: Felipe Rubio

 

 

 

Advertisements